La vida cristiana es una participación de la vida trinitaria; vida de la luz en su fundamento, vida de amor, su coronación. Vida de luz en su fundamento. El que ama es plenamente cristiano, y vive en cristiano. Es lo que define nuestro ser. El que cesa de amar no es más que un cadáver espiritual. El no resucitará más que con una nueva infusion de caridad, Maldito el que no ama a nuestro Señor Jesucristo. Anatema quien no crea en el amor. (I Cor 16,22)

16:22 ¡Si alguien no ama al Señor, que sea maldito!

"El Señor viene".

16:23 Que la gracia del Señor Jesús permanezca con ustedes.

16:24 Yo los amo a todos ustedes en Cristo Jesús.

 

El Cristiano es amor y vive del amor. Hijos de Dios nos  encaminamos a la casa del Padre, para allí gozar para siempre de su compañía. Esta es la vida eterna: "que te conozcan a ti , unico Dios verdadero y a  tu Hijo, Jesucristo El cielo no es verdaderamente el reino de la pz y de las bienventuranzas más que porque es la patria del amor. Del amor total. 
 
Pero en una intimidad entre Dios y el hombre ¿no entra el projimo como tercero? Para ser pleno nuestro amor respecto al Altiísmo , ¿ha de ser excluido el prójimo? ¿No habrá un puesto y cual habrá de ser este en nuestro corazón? y en el caso de contar esta amistad fraterna?
 
La caridad hacia el prójimo está tan metida en las entrañas del cristianismo, que no es puede concebir sin estos dos amores. Amor a Dios y amor al projimo. Dos amores indisolublemente unidos ya que el segundo no es m,as que el reverso del primero. si alguno dijere "Amo a Dios, pero aborreciere a su hermano, miente. Pue el que no ama a su hermano, a quien ve, no es posible que llegue amara a Dios a quien no ve. Peregrinos de la eternidad, empeñados en e l camino real de la caridad vamos hacie el eterno amor 
Peregrinos de la eternidad, empeñados en el camino real de la caridad, vamos hacia el eterno amor. Dice San Agustín: " anda con sus dos pies y no coge es, cuáles son estos dos pies los dos mandamientos de la caridad amor a Dios y amor al prójimo con estos dos pies corre hacia aquellos que hacer Castilla y.

Sin embargo, que es con exactitud está caridad fraterna y que nos manda y que nos prohíbe. Antes de contestar nos parece conveniente descubrir primeramente sus fundamentos recordar las múltiples razones que hacen de la misma una de las grandes cruces y una de las obligaciones más graves del cristianismo. Porque hemos llamado al prójimo. La razón es tan sencilla como convincente: porque Dios no quiere. La voluntad divina: esa es la regla suprema de toda moralidad, el principio y la medida de todas santidad. Desde que habla Dios, la obediencia se pone Cristo a su vez promulga y refuerza esta fraternidad humana. Su enseñanza de la base de calidad y cosa extraña parece, a primera vista que el amor del prójimo Cook, sin duda que el amor mismo de su Padre. Las más hermosas páginas del evangelio están todas por su Madre segunda, y compasión, de misericordia. Cuantos llamamientos a la par a la unión de aspecto

En la final en su último discurso, cuando se revela y su expansión a como nunca lo había hecho hasta entonces, el maestro conjura por tres veces a sus discípulos, en términos interactivos, para que sean en siempre entre sí.

Este precepto lo mantiene Jesús de tal manera que los distingue entre todos y lo hace suyo por su título especial. Este es mi mandamiento, que os habéis unos a otros como yo puse llamado en esto conocerán que sois mis discípulos. La caridad fraterna se nos recomienda por estas razones, por la ternura con que nos la recomienda jesucristo. Por el tiempo que escogido para recomendar la. Por el modelo que nos proponen su persona de la caridad fraterna, por el carácter del cristiano que vincula a esta actividad. Seamos discípulos de Cristo, seamos cristianos steffi, ánimos a nuestros Hermanos como jesucristo nos ha amado