QUÉ SE ESPERA DEL GRUPO DE HOMBRES APOSTÓLICOS
.
Habiendo descrito la situación, Eugenio muestra qué es lo que se espera de sus futuros 
compañeros.
2.3.1  PREDICAR LA PALABRA DE DIOS
Guiados por la convicción del Papa de que “solamente las misiones pueden devolver al pueblo 
la fe que ha perdido”
42
, Eugenio responde reuniendo a un grupo de sacerdotes que van a formarse a 
ejemplo de los apóstoles y a   predicar continuamente la Palabra de Dios. Debían ir a lo largo y ancho 
de las zonas rurales de Provenza predicando misiones en provenzal.
Cuando no estuvieran fuera predicando misiones, debían continuar predicando la Palabra en 
Aix, por medio de las distintas actividades relacionadas con su casa y la iglesia, como también rezando 
y estudiando. Menciona  en especial e “la predicación y la dirección de la juventud”
43
, que son las 
actividades que él mismo  había  ejercido por  cerca de tres años y que llegarán a convertirse en el 
ministerio  de toda la comunidad. La carta en que Tempier acepta unirse a los Misioneros muestra 
también que el ministerio de proclamar la Palabra no se limitaba a la predicación de misiones: “Es 
verdad que no me veo con el don de la palabra tan necesario a un misionero, pero alius quidem sic, 
alius vero sic (1Cor 7,7), lo que no haga con grandes discursos, lo haré en la catequesis, en las charlas, 
en el tribunal de la penitencia y en todos los demás medios que puedan instaurar el reino de Jesucristo 
en las almas”
44
. Por tanto, se ve que el propósito de su ministerio es trabajar siempre por la conversión: 
sacar de su estado de letargo y de sordera a aquellos que se han descarriado y llevarlos a la salvación de 
Dios
45